"Al final, era un atraco"

Ir abajo

"Al final, era un atraco"

Mensaje  Rubén el Mar Jun 22, 2010 10:38 am

Os dejo un recopilatorio de noticias sobre diversas promociones VPO de Catalunya.

Fuente: burbuja.info

«Al final, era un atraco» - Barcelona - El Periódico

Javier Alba, un vecino de Barcelona de 28 años, fue uno de los escasos afortunados que ganó hace tres años un piso de protección oficial en la calle de Pallars con Diagonal. Su número salió del bombo por delante de otros 53.000, pero la suerte no le sirvió de nada. A tres años del sorteo y de haber logrado un piso en una zona privilegiada, Javier ha optado por la opción de la mayoría: alquilar una vivienda con la única protección oficial de sus amigos, que le ayudan a pagar el alquiler. «Hace dos años me llamaron para formalizar el contrato. Me pidieron el 20% del valor --más de 40.000 euros-- en efectivo, una cantidad que no tenía, con lo cual debía pedir un crédito personal que me encarecía la hipoteca», cuenta Javier.

Javier estaba decidido a iniciar el proceso para que el banco evaluara su situación y decidiera si le concedían o no el préstamo. Pero para ello debía depositar un aval que perdería si la entidad financiera le denegara el crédito. «Si no reunía la entrada, tenía que pagar unos 1.600 euros al mes por el piso. Después de recibir toda la información, me di cuenta de que, al final, todo era un atraco», agrega el joven.

No fue el único caso. El ayuntamiento llamó a más de 500 personas de la lista de espera para colocar esa promoción. Hace pocas semanas, tres años después del sorteo, se terminaron de entregar los pisos para minusválidos, los más difíciles de vender por los bajos ingresos de parte del colectivo.

Pero una pareja de amigos de Javier sí pudo obtener uno de los inmuebles de ese bloque. Ambos tienen un buen trabajo y un excelente sueldo. «Al final son adjudicados a gente con posibilidades para un piso en el mercado», opina.

------

el acceso a la vivienda se ha convertido en un propósito imposible incluso para los agraciados –por sorteo– con un piso de protección oficial a precios inferiores a los de mercado. La restricción del crédito hipotecario y la situación laboral precaria de la mayoría de los solicitantes ha hecho que se dispare el número de viviendas protegidas vacías, sin posibilidad de encontrar dueño, durante los últimos meses.

Al menos unas 95 viviendas del área metropolitana permanecen vacías porque ninguno de sus adjudicatarios ha podido acceder a la hipoteca, a pesar de que cumplían con los requisitos de ingresos que exigía la administración para concursar. Como mínimo, en cinco municipios no se han podido deshacer de viviendas públicas ya construidas: Barcelona, Badalona, Santa Coloma, Cornellà y Sant Boi. Y cada vez la Administración tiene más dificultades para deshacerse de su estoc. El ayuntamiento de Barcelona tardó más de tres años en poder vender todos sus pisos de la calle de Pallars, valorados en unos 270.000 euros, después de haber llamado a más de 500 adjudicatarios. La mayoría no disponía de los 50.000 euros exigidos para iniciar los trámites hipotecarios. La situación ha cambiado de forma drástica. En los años del boom inmobiliario, las promociones eran adjudicadas de inmediato en el sorteo.

El Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet cuenta con 42 pisos recién construidos vacíos en la calle de los Pirineus. Y la empresa inmobiliaria Gramepark (ahora intervenida judicialmente por un presunto caso de corrupción urbanística) calcula que tardará unos dos años en dar salida a los pisos recién construidos más los que están en construcción, en total unos 250.

La última promoción de 18 pisos en Sant Boi, sorteada hace dos años, aún cuenta con seis pisos sin vender y otra promoción en construcción, incluida en el mismo sorteo, tampoco ha tenido ninguna adjudicación.

Adigsa, la empresa pública de la Generalitat que construye pisos sociales, confirma que hasta ahora no ha podido adjudicar 9 pisos en Barcelona y 21 en el área metropolitana, debido a que los ganadores de los pisos no han recibido la aprobación hipotecaria. Carme Trilla, secretaria de Habitatge, confirmó que Adigsa tiene cada vez más dificultades para vender sus pisos por el cierre del grifo crediticio. «No es agradable construir viviendas protegidas que luego nos cuesta adjudicar», dijo a este diario la secretaria de Habitatge.

PRECARIEDAD LABORAL / Pero la crisis económica y la pérdida de trabajo de muchos interesados en pisos de protección oficial ha hecho que buena parte de los agraciados desistan de sus intenciones. El último sorteo de pisos de protección social celebrado en Badalona en noviembre del año pasado se rifaron 35 pisos nuevos ya construidos que habían quedado sin adjudicar en anteriores procesos. Hasta ahora, la Oficina Local de Vivienda de Badalona solo ha llamado a unas 120 personas para que escojan y compren su piso protegido. Más de la mitad ni siquiera ha querido iniciar el proceso porque aseguran que se encuentran en una condición laboral precaria (algunos de ellos también rechazan al piso por la zona) y 13 no han obtenido la hipoteca. Hasta ahora, tan solo 20 han firmado los contratos de compraventa, por lo que el ayuntamiento deberá deshacerse de los 15 pisos restantes.

Los responsables de la Oficina Local de Vivienda aseguran que, dadas las dificultades, ahora están llamando a una mayor cantidad de personas de las listas de espera para intentar agilizar las adjudicaciones y liquidar el estoc de vivienda.

La problemática también se repite en Cornellà, donde el ayuntamiento ha tenido que repetir un sorteo porque los pisos para minusválidos de tres promociones del 2007 todavía no han podido ser comercializados. El ayuntamiento no ha querido hacer público el número de pisos sin vender en el municipio. El precio de estos oscila entre los 190.000 y los 310.000 euros, una cifra difícil de asumir por los solicitantes de bajos ingresos, que son la gran mayoría.

Rubén

Mensajes : 353
Fecha de inscripción : 06/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Al final, era un atraco"

Mensaje  Víctor el Mar Jun 22, 2010 11:24 am

Gracias por tu aporte

La realidad está ahí, pero no les da la gana verla.

Con las promociones de Ripollet tenemos el ejemplo, por no ajustar el precio un poquito (la plaza de parking, vamos) y ganarse un pelín menos, se arriesgan a que queden los pisos vacíos, y no estamos hablando de promociones de 30 pisos... ¡son 300 !. Prefieren gastar dinero en papeleos y gestiones, cuando ya podrían tenerlos casi todos colocados.

Y por supuesto, el no haber pactado con el banco las condiciones.

Víctor

Mensajes : 478
Fecha de inscripción : 28/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.